top of page

24 de enero, San Francisco de Sales


El 24 de enero la Iglesia recuerda a San Francisco de Sales, obispo de Ginebra (Suiza) y Doctor de la Iglesia Universal. Además, es el fundador de la Orden de la Visitación (hermanas salesas) y patrón de los periodistas y escritores católicos, reconocimiento que recibió por parte del Papa Pío XI en 1923.


Se trata de santo de la Edad Moderna, nacido en el ducado de Saboya, hoy entre Francia e Italia, en 1567, en el seno de una familia noble. Cursó estudios de Derecho y se formó en otras prácticas como la equitación, el baile o la esgrima.


Desde joven quiso consagrar su vida a Dios, pero no dio el paso hasta que obtuvo la aprobación de su padre. Se ordenó sacerdote el 10 de mayo de 1593 y poco después se presentó ante el Pontífice como voluntario para ir a la región de Chablais (Saboya), donde el calvinismo se había convertido en predominante y donde los católicos eran hostilizados todo el tiempo.


El santo empezó a escribir y publicar sus homilías en panfletos u hojitas volanderas que repartía por las calles. En ellas exponía la doctrina de la Iglesia y refutaba las posturas calvinistas. Estos escritos más tarde formarían parte de su famoso texto llamado 'Controversias'. Y es precisamente este acontecimiento el que provocó que más tarde se convirtiera en patrón de los periodistas y escritores católicos. También, desde su ordenación como obispo de Ginebra, San Francisco de Sales completó una intensa actividad literaria.

 

En ese periodo tuvo como discípula a Santa Juana de Chantal, con quien fundaría la Congregación de la Visitación en 1610. Con las notas con las que instruía a la santa compuso su célebre 'Introducción a la vida devota'.


Finalmente, falleció en 1622 en Lyon.


Relación con la Congregación del Oratorio de San Felipe Neri


El 13 de septiembre de 1599 el Papa Clemente VIII aprueba la Sainte Maison (así se conocía la Congregación del Oratorio) en Thonon-les- Bains (Ginebra) con la bula Redemptoris, de la que fue su primer prepósito (superior) hasta su ordenación episcopal en 1602.


Además, toma del carisma filipense algunos apuntes de su espiritualidad como la mansedumbre, la amabilidad, la ternura o la sencillez. Igualmente, su promoción del laicado y su preocupación porque los sacerdotes seculares vivieran compartiendo vida y misión, también encuentran inspiración en San Felipe Neri.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page