ORDEN SACERDOTAL

“La mies es mucha y los obreros pocos.”


Si sientes que el Señor te llama a realizar en
tu vida este servicio, ponte en contacto con alguno de los sacerdotes y particípales tu inquietud y deseo.


Y tú, cristiano, ora y reza para que el Señor bendiga a la Iglesia con el don de sacerdotes santos.