top of page

Pascua del Enfermo en nuestra Parroquia

«Dar esperanza en la tristeza» es el lema que propone el departamento de Pastoral de la Salud para la Campaña del Enfermo 2024.




Una Campaña que la Iglesia en España inicia el 11 de febrero, festividad de la Virgen de Lourdes, con la Jornada del Enfermo a nivel mundial y se cierra el próximo domingo, 5 de mayo, con la Pascua del Enfermo.


Para celebrar este día, en nuestra Parroquia San José y Santa María se administrará el sacramento comunitario de la Unción de Enfermos en la Misa de 12.30 h.


Este sacramento se puede dar a aquellas personas que por enfermedad o edad avanzada, vean en grave peligro su vida, o el anciano cuyas fuerzas se debilitan seriamente. Igualmente, se ofrecerá a aquellos que vayan a someterse a una intervención quirúrgica de riesgo o por enfermedad grave.  

 

Durante esta ceremonia la comunidad parroquial celebrará este sacramento con el que Jesucristo, por la imposición de las manos y la unción del óleo santo, se acerca a los enfermos con su fuerza que cura y que salva, para acompañarles, para confortarlos, para llenarlos de vida.

 

Dar esperanza en la tristeza

 

El lema de la Campaña del Enfermo de este año es, además, el tema central del mensaje que los obispos de la Subcomisión Episcopal para la Acción Caritativa y Social han publicado con motivo de la Pascua del Enfermo.


En su mensaje, los obispos desean celebrar este día en el contexto de las preparaciones para el Jubileo 2025, que ayudará “a restablecer un clima de esperanza y confianza, como signo de un nuevo renacimiento que todos percibimos como urgente”. Por ello, llaman a todos a ser “Peregrinos de la Esperanza”, uniéndose así al lema del próximo Jubileo.


En este sentido, en su mensaje, los prelados ofrecen dos propuestas ante la enfermedad: la fe y la oración, que “nos abren a la esperanza que permite no sucumbir ante la tristeza y el sufrimiento”.


Ante la primera, la fe, recuerdan las palabras del papa Francisco en la Exhortación Apostólica ‘Evangelii gaudium’ cuando afirma que “comprendo a las personas que tienden a la tristeza por las graves dificultades que tienen que sufrir, pero poco a poco hay que permitir que la alegría de la fe comience a despertarse, como una secreta pero firme confianza, aun en medio de las peores angustias».


En cuanto a la oración, subrayan los obispos, “es una gran escuela de esperanza y deberá estar en el centro de la celebración de la Pascua del Enfermo, particularmente en esta ocasión”, que además, es una de las invitaciones a llevar a cabo como preparación del Jubileo 2025.


Los obispos piden “orar con los enfermos y orar por los enfermos”. “Que puedan constatar que no están solos ni abandonados, ni que su vida es inútil, que son los llamados por Cristo, su viva y transparente imagen”, concluyen en su escrito.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page