top of page

Gabriel Sánchez, delegado diocesano de Ecumenismo en nuestra Parroquia: “La iglesia es una, pero no es uniforme”

Nuestra Parroquia acogió ayer la segunda charla del programa formativo de este curso, dirigido a toda la comunidad y centrado en conocer y profundizar en la Iglesia Católica.



Más de medio centenar de feligreses se dieron cita en los salones parroquiales para escuchar una interesante conferencia titulada ‘La Iglesia y las iglesias. Semejanzas y diferencias’, a cargo de Gabriel Sánchez, delegado diocesano de Ecumenismo, Relaciones interconfesionales y Relación con las Iglesias católicas orientales.


El ponente señaló como punto de partida la ‘Unitatis redintegratio’, un decreto del Concilio Vaticano II sobre Ecumenismo, promulgado por el papa Pablo VI el 21 de noviembre de 1964.


Desde ahí, apuntó la distinción entre “iglesias” y “comunidades eclesiales”, siendo las primeras “aquellas comunidades que aún no estando en comunión con la Iglesia Católica, permanecen en la unidad por medio de estrechísimos vínculos, entre los cuales la sucesión apostólica y la válida Eucaristía son los más significativos”. “En estas iglesias -continuó Sánchez- está presente y actúa Cristo, aunque les falta la plena comunión con la Iglesia Católica”.


Por otra parte, señaló, están las “comunidades eclesiales, es decir, los grupos que no han conservado el episcopado válido y la genuina e íntegra sustancia del ministerio eucarístico”.


Principales ramas del cristianismo


El delegado de Ecumenismo prosiguió su disertación explicando el origen histórico de las principales ramas del cristianismo (catolicismo, ortodoxia, protestantismo y comunión anglicana). Dentro de cada una de ellas hay numerosas subdivisiones, “lo que dificultad el diálogo ecuménico”, lamentó.


Si bien, animó “a no desesperar” en este camino: “Los obstáculos a la unidad sobrepasan el poder humano y no pueden superarlos nuestros solos esfuerzos”. En esta línea, recordó que “la Iglesia es una, pero no es uniforme”. Si aceptamos este paradigma, los pasos hacia la unidad serán más firmes.


Finalmente, el delegado de Ecumenismo ofreció algunas claves para caminar juntos hacia la unidad de los cristianos:


1. Camino de oración: en primer lugar, apuntó que la unidad “debe pedirse de forma incesante”, en cada Eucaristía, en la oración personal y en toda oportunidad que se presente. Porque Jesús pidió que “todos sean uno”.

2. Diálogo espiritual: partiendo de los puntos de encuentro entre las distintas ramas del cristianismo y centrándonos en las semejanzas más que en las diferencias. No en vano, indicaba Gabriel Sánchez, “a nivel de usos litúrgicos y prácticas religiosas sí observamos muchas diferencias, pero a nivel teológico no tanto”.

3. Diálogo en la caridad: en este sentido, pidió “conocerse y apoyarse, porque muchos de los retos son comunes y podemos trabajar junto con otras iglesias”.

4. Diálogo en la verdad, que siempre es Cristo. “Él es fundamento de la Iglesia y, por tanto, la nutre”, añadió.

5. Diálogo de la vida: al respecto, afirmó que el ecumenismo “no va de teorías o constructos teológicos, sino de la propia vida, del día a día y del encuentro personal con el Señor”. Por ello, animó a organizar encuentros ecuménicos con otras comunidades de iglesias cristianas presentes en nuestro barrio.


La ponencia concluyó con un animado turno de preguntas en el que Gabriel Sánchez pudo resolver e iluminar algunas de las principales dudas de los participantes en la charla.

 

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page