top of page

12 de noviembre, Día de la Iglesia diocesana: “Orgullosos de nuestra fe”



El próximo domingo, 12 de noviembre, celebramos el día de la Iglesia diocesana bajo el lema 'Orgullosos de nuestra fe'. Un Día de fiesta, de celebración, en el que recordamos y agradecemos nuestra pertenencia a una comunidad cristiana. Y un día para el agradecimiento y para tomar conciencia de que somos miembros de una gran familia. Porque lo que la Iglesia hace es gracias al tiempo, las cualidades, la oración y el apoyo económico de todo el pueblo de Dios.



'Orgullosos de nuestra fe'

Con el lema de este año, el secretariado para el Sostenimiento de la Iglesia se sitúa en una realidad: en el contexto social actual no es fácil reconocerse como creyente en muchos ambientes. Así, invita a quitarse ese “sentimiento” de “cierta vergüenza” para “mostrar, 'orgullosos de nuestra fe', lo que somos y lo que hacemos, con humildad, convencidos de que Cristo y el Evangelio hacen de este mundo un lugar mejor”.


Por eso, cada año, el Día de la Iglesia diocesana pone en marcha esta Campaña para reforzar ese sentimiento de pertenencia de los creyentes y para “tocar” su corazón, también el de aquellos que, por distintas circunstancias de la vida, se han alejado de la práctica religiosa. Porque la celebración y la vivencia de la fe son un motivo de alegría en un mundo sediento de esperanza. También es una oportunidad para reconocer y agradecer todo el bien que hace la Iglesia.


Juntos llegamos más lejos

Un bien que se hace posible por la corresponsabilidad. Desde la Iglesia Católica no se busca obligar ni imponer, sino promover un modo de seguir a Jesucristo. Para ello, se proponen cuatro alternativas de colaboración:


Tu oración: Puedes rezar por tu parroquia porque tu oración es necesaria y será el alma de toda la actividad que se realice. Con ella, los frutos serán mayores y más permanentes.


Tu tiempo: Dedica algo de tu tiempo en tu parroquia a los demás. Por poco que sea, tu aportación será única e insustituible.


Tus cualidades: Cada uno puede aportar un poco de lo que sabe: una sonrisa cercana, acompañar a los niños en la catequesis, ayudar en la cáritas parroquial o cantar en el coro.


Tu apoyo económico: Haz un donativo. Con tu aportación periódica ayudas más, porque permiten elaborar presupuestos y mejorar la utilización de los recursos y planificar acciones a medio y largo plazo.


'Gozosos de nuestra fe'

Con motivo de esta jornada, el Arzobispo de Sevilla, monseñor José Ángel Saiz, ha escrito una carta en la que anima a colaborar con la Iglesia diocesana: "Estamos invitados a vivir y compartir este día como familia el testimonio gozoso de nuestra fe. Con tu colaboración y ayuda haremos posible que nadie pueda marcharse sin una respuesta. También el cuidado y la formación de nuestros seminaristas merecen nuestra atención. Los futuros sacerdotes escuchan la llamada en nuestros grupos juveniles y en tantas familias que cuidan y celebran la fe. Buscar recursos es necesario para el mantenimiento de nuestro Seminario y para una buena formación. En el día de la Iglesia diocesana comparto mi deseo de contar contigo y con tu ayuda, para seguir colaborando a que nuestros templos estén cuidados y abiertos para la celebración gozosa de nuestra fe. La realidad del voluntariado eclesial en tantas iniciativas es una verdadera riqueza. Con su generosidad multiplican aquello que la economía no nos permitiría realizar. Por eso hacemos un llamamiento a seguir adelante creciendo como familia diocesana en generosidad y ayuda. Gracias de corazón por tu aportación".


Puede leer la carta completa aquí.

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page